Saltar al contenido

La Planta Consciente

La planta está consciente de lo que ahí está pasando. Ella conoce de sus ineficiencias, paradas, faltas de datos, de la falta de visión…

El fin en sí mismo de la planta productiva, es producir. Y no solo eso, (y aquí me permito el atrevimiento de decir, que no vale producir de cualquier manera), sino producir fluido.

RAE: Fluido, da; Que se produce o desarrolla de manera fácil y continua, sin interrupciones ni obstáculos. Lenguaje fluido. Tráfico fluido. Fabricación fluida.

La planta nos habla, y nos cuenta a través de sus paros, con cada una de sus ineficiencias, con todos los datos perdidos y la información volátil (y me refiero a la que no se recoge, claro) y que a menudo, simplemente queda en un limbo. Nos cuenta, a veces a gritos (suele ser cuando nos falta competitividad en el mercado) que no está cumpliendo con su fin, con su objetivo último, que es precisamente producir fluido.

La planta está consciente de lo que ahí está pasando. Ella conoce de sus ineficiencias, paradas, faltas de datos. De la falta de visión. Todo esto lo cuentan las plantas productivas, a su manera, como pueden, a través de las dificultades. La planta es consciente.

Todo esto lo vengo recogiendo desde hace años, en las conversaciones con los gestores de estas plantas: directores industriales, producción, operaciones, mejora continua… y cualquier otro gestor que tenga por tarea hacer que su planta produzca con el menor esfuerzo posible y la máxima fluidez.

Y es que, cuando los gestores se hacen conscientes del reclamo de atención de sus plantas, comienza el ejercicio de empatía hacia ellas. Se avanza hacia un nuevo nivel en la comunicación, en la escucha de las necesidades de la fábrica. Y es a través del acto empático como se puede conectar con lo que la planta vocea en silencio.

 

La fábrica quiere cumplir su fin, su propósito = producir fluido

Si la planta pudiese comunicarse abiertamente, llegar a nosotros… Ummmm… ¿Cómo sería?

Me gusta imaginar que querría hablar el mismo lenguaje que las personas (o que las personas hablemos el suyo). Y es que al fin y al cabo, personas y fábrica compartimos espacio, tiempo y objetivo común. Si fuese posible hablar, comunicarnos en el mismo idioma, quizás ambas elegiríamos el lenguaje de los datos, accesible a todas las partes, comprensible a todos, y sobre todo, un lenguaje de tú a tú.

Datos de tú a tú, para una comunicación en Tiempo Real, para una comunicación desde la verdad, contemplando todo el contexto (de planta y aledaños) y como remate (y esto me genera mariposas en el estómago) una visión 360º.

Una visión 360º, para un gestor CONSCIENTE DE PLANTA.

PD: Otro día hablamos de tecnología ágil de vanguardia, optimizar recursos, reducir costes y aumentar beneficios 😉

La revolución digital de la Industria no espera

¡ES AHORA!

Suscríbete a la Newsletter de ZEO Technology

Recibirás en tu email todas las novedades sobre Industria 4.0, Sistemas MES, OEE, Lean Manufacturing… Y podrás descargar gratis el póster con los 7 beneficios de un Sistema MES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.